Varanasi

Varanasi, también conocida como Benarés, es una ciudad compleja, densa, que te llena de sensaciones y emociones, y una de las que más te marca para siempre.
El nombre de “Varanasi” viene de los ríos que la rodean: los ríos Varuna y Assi. A pesar de esto, el río protagonista indudablemente es el río Ganges. Aquí los devotos vienen a bañarse en sus contaminadas y turbias aguas para purificarse y liberarse del karma.

Es la capital espiritual del hinduismo, espiritualidad que se siente en el ambiente, y es que los fieles recorren miles de kilómetros para llegar hasta aquí en la última etapa de su vida, por eso verás muchos ancianos y enfermos en las calles esperando que sus días lleguen al fin en esta ciudad. Según sus creencias , todo aquel que muera en Varanasi rompe con el ciclo de las reencarnaciones y está listo para entrar directamente en el Nirvana.
Esta fue la última ciudad que visitamos de India, que es un imprescindible en el norte del país. No tenemos muchas fotos, nos dedicamos a ser respetuosos y sentir cada detalle de la ciudad.

India

LA CIUDAD MÁS SAGRADA DE LA INDIA

Desde Jhansi tomamos un tren nocturno hacia Varanasi, donde compartimos cabina con una ruidosa familia. A las 6 am decidieron no seguir murmurando y hablar gritando, movernos las camas y prender luces,  como si estuviésemos en su casa. Solo les faltó pasar la aspiradora. Menos mal se bajaron antes y pudimos dormir un poquito más.

Casi al llegar a la estación de Varanasi estuvimos 1,5 hrs parados, sin movernos y cansados. El chico del hostal, con quién habíamos coordinado el recojo, nos llamó varias veces porque nos estaban esperando para llevarnos, nos decía que el problema era que no había espacio suficiente en la estación, por eso el tren estaba parado.
Cuando al fin avanzó algo, tuvimos que caminar por dentro del tren porque era tan largo que no cabía entero en la estación.

Buscamos rápidamente a Aryun que nos esperaba hace horas y nos subió a un tuk tuk que siguió él al lado con otro chico en moto.
Pudimos ver lo caótica de la ciudad, pero tuve una sensación de calma, creo que esperaba algo mucho peor y no era así.
Llegamos al hostal y también era mejor de lo que pensamos, muy sencillo pero estaba bien. Subimos a la azotea a almorzar ahí mismo, la comida no era muy buena y nos costó un mundo que nos entendieran que queríamos.

Cómo es morir en Varanasi

A las 17 hrs empezó el tour gratis que tiene el hostal, una de las razones por las que reservamos ahí. Éramos un grupo de 10 personas, Aryun lo dirigía y nos iba contando historias mientras caminábamos por la ciudad, con calles estrechas, con algunas tiendas, vacas e indios curiosos, pero menos que en otras ciudades, acá deben estar mucho más acostumbrados a ver occidentales. El calor era importante, transpiramos muchísimo.


La primera (y morbosa) parada fue en un crematorio que se llama Manikarnika. Habíamos leído antes de que se trataban, los procesos, las restricciones y su significado,  así que más o menos sabíamos a lo que íbamos. Por otro lado, haber viajado 20 días antes por India también nos ayudó a entender mejor esta diferente forma de sepultar a los seres queridos.

Algunas de las características que nos contó nuestro guía, que pudimos ver con nuestros propios ojos y que habíamos leído son:

•• Los crematorios funcionan las 24 horas del día, los 365 días del año, donde se pueden llegar a quemar más de 200 cuerpos al día.

•• A las castas más altas se les quema en la parte superior del recinto, más cerca del templo, los de clase media en el centro y a los más pobres, en la orilla del río. Solo cuando los monzones hacen que el río crezca, son quemados todos al mismo nivel.

•• En las calles vimos muchos cerros de leña cortada. Se usan aproximadamente 300 kilos de madera por pira, cada trozo de madera varía su precio, siendo la de sándalo de las más caras, pero suaviza un poco el olor, y la madera de palmeras de las más baratas. Depende del nivel económico de la familia cuál escogen y la cantidad que usan.

20180929_172045

•• Los cuerpos se demoran al rededor de 3 horas en quemarse por completo. Si para cuando se consume la madera el cuerpo no se ha consumido totalmente, los restos son arrojados al río. Generalmente el tórax en el hombre y la pelvis en la mujer, no logra quemarse.

•• Además de estos restos que terminan en el río, se les suman los cuerpos de las muchas familias que no pueden pagar por leña. Estos cuerpos son envueltos en una tela y los arrojan al río, atados con piedras para que no floten. Ahí mismo donde las vacas toman agua, los hombres se bañan, las mujeres lavan ropa, y dicen que algunos pescan y venden/comen esos pescados que se alimentan imaginen como.
Por lo anterior es que la gente con más dinero compra mejor calidad de madera,  también compran más cantidad, para asegurarse que el cuerpo se queme lo más posible.

•• Hay 5 excepciones de personas que no se creman y también se lanzan al río, ya que creen que ya están en un estado de pureza y no precisan ser purificados con fuego:
  – Los niños menores de 12 años, sus almas aún están puras.
  – Las mujeres embarazadas, porque el feto es un alma pura.
  – Los Sadhu, que son considerados hombres santos. Siguen el camino de penitencia y austeridad para alcanzar la iluminación.
– Las muertos por mordedura de cobra, este animal es representativo de Shiva, por lo tanto su veneno es purificador.
– Los leprosos, no por ser puros, si no por prevenir que se propague la enfermedad.

•• Hace años el gobierno Indio construyó un crematorio eléctrico cerca del río. Esto para evitar que las familias más pobres tuvieran que arrojar los cadáveres al agua sin cremarlos, reduciendo además la contaminación que producen con las humaredas.
Aún así, la gente prefiere el método tradicional que es más simbólico.

20180930_121629 (2)

Crematorio eléctrico y algunas piras prendidas

•• El ritual comienza con el desplazamiento del cadáver a la orilla del río para ser lavado y purificado, limpiando su karma. Para después envolverlo y ponerlo en la pira.

•• Nos contaron que está prohibido que las mujeres estén presentes en los crematorios, principalmente por dos razones. La primera es que somos más propensas a llorar y en el hinduismo se considera que los fluídos corporales, incluyendo las lágrimas, contaminan al cuerpo y al espíritu del fallecido. Otra razón es porque en algunos casos las mujeres se tiraban a la hoguera de su marido, y las autoridades prefirieron poner esta estricta regla.
Sin embargo, las mujeres pueden preparar el cuerpo en la casa para que luego los hombres lo lleven al crematorio en una camilla hecha de bambú y cubierta de telas con adornos y flores.

•• El maestro de ceremonias es siempre el marido de la fallecida o si muere un hombre o la mujer era viuda, toma el lugar el hijo mayor. Si no hay hijos, el familiar hombre más cercano.
Este hombre tiene el papel de dirigir la ceremonia con los distintos ritos, hablar del fallecido, y untar ghee (mantequilla clarificada) en todo el cuerpo. Luego de esto se rapa el pelo por completo.

•• Después de las ceremonias, los familiares directos también se rapan el pelo, incluidas mujeres y niños. Luego se bañan en el Ganges y visten de blanco durante 13 días, en representación al luto.

•• A algunos hombres de castas más bajas que ayudan con las cremaciones, se les puede ver entre las cenizas y en el agua buscando los restos humanos para rescatar joyas y objetos valiosos.

•• Aquí está prohibido sacar fotos, algunos se aprovechan y te inventan un cuento para llevarte a lugares estratégicos para tener buenas tomas, nada más que para sacarte plata.
Nosotros fuimos super respetuosos y no sacamos. Aparte de esto nos dedicamos a observar y sentir más que fotografiar.

•• Justo detrás del Ghat de Manikarnika hay un pequeño túnel, nosotros entramos para acortar camino y nos encontramos de bofetazo con muchas personas enfermas pasando sus últimos días. Reconozco que aguanté la respiración un poco asustada.

La muerte para ellos no es una tragedia como para nosotros, si no que es algo natural.
Para nosotros la muerte es el fin de la vida, le tenemos mucho miedo, sobretodo a que un familiar muera y no verlo más. Para ellos, la vida es solo un paso más para limpiar su karma y ser más puros en su siguiente vida. La vida y la muerte son parte de un ciclo constante porque el alma es inmortal, pero para llegar a su estado más puro y liberarse, el alma debe reencarnar en muchas vidas, es por esto que muchas veces la muerte es considerada una bendición. La cremación es el camino más rápido para que el alma deje el cuerpo a través del fuego purificador y poder renacer.

El problema de haber ido al crematorio en el tour, fue que al llegar había una familia completa llorando, las mujeres que se supone no pueden estar, lloraban a gritos y se llevaron a dos casi en brazos desvanesciéndose, los hombres también lloraban. Fue muy incómodo, y angustiante también, lo único que quería era irme.
No nos quedamos mucho, creo que todos queríamos irnos rápido para no importunar, sobretodo en un momento tan doloroso.

El Ganga Aarti

Seguimos caminando por las calles, ya todos en silencio y esta vez camino al Ghat Dasaswamedh donde se celebra el Aarti cada día a las 19 hrs. Este es un ritual de ofrenda al río Ganges, donde se reúnen miles de fieles y turistas porque es un verdadero espectáculo.
Recordemos que los gaths (peldaños en hindi), son escalinatas que conectan las calles con los ríos o lagos principales de la ciudad, tal como los vimos también en Pushkar. Se les da una connotación de áreas de rituales y purificación.

Llegando pudimos ver mares de gente, varios mendigos posicionados en fila a través de la calle, mucho comercio para comprar recuerdos y flores para las ofrendas.
Aryun nos dejó ahí a los que queríamos quedarnos y volvió al hostal con los que preferían volver.

20180929_180425

Fieles preparando los últimos detalles

20180929_180444

Subiéndose a los botes para ver el Aarti desde el río

20180929_180655

Dejando ofrendas en el Ganges y otros “purificandose”

Dimos algunas vueltas y nos fuimos a esperar que empezara. Esperamos muuuuucho rato de pie, mientras llegaban varios indios a sentarse en el suelo y discutiendo para tener su lugar.
Nosotros estábamos bajo un foco de luz, el que se llenó de bichos y nos caían como lluvia. Después de un buen rato de estar sacándonos bichos y rascándonos, decidimos cambiarnos.
DSC05318La ceremonia es llevada por jóvenes sacerdotes con batas doradas que de manera coreográfica hacen rituales sincronizados con los cinco elementos naturales: Tierra (simbolizada por flores), Agua (el agua del río y pañuelos de tejidos naturales), Fuego (velas y las lámparas de aceite), Aire (el incienso y un abanico de plumas). Todos estos elementos son agitados frente a la imagen de deidad, entre bailes y cantos de mantras.
Una vez terminan los cantos y oraciones, los asistentes pueden poner sus ofrendas de flores, velas y lámparas votivas en el río.

20180929_190807vlcsnap-2020-04-22-17h53m52s145

20180929_190922

Mini Aarti al lado de la ceremonia principal

Nos fuimos un poquito antes que terminara para evitarnos salir al mismo tiempo que todo el mundo. Aun así, había bastante gente saliendo.
Caminamos por la calle principal entre el mar de gente hasta que fueron desapareciendo.
Caminamos alrededor de una hora entre bocinas, basura, esquivando motos y rickshaws, íbamos muertos.

Hambrientos llegamos hasta Kerala café, esperamos un poco y nos sentaron en una mesa con un señor que estaba solo. Es un restaurant rápido que siempre tiene espera, así es que si estás de acuerdo te sientan con otras personas.
Comimos dosas de papas y otro plato que no recuerdo el nombre, todo muy bueno y barato! Ya con la pancita llena, fuimos por una reponedora ducha y a descansar después de un agotador día.

20180929_200048

Poori Bhaji y Dosa Masala en Kerala café


Paseando por Varanasi

Al día siguiente nos duchamos y salimos a caminar. Partimos viendo algunos gaths y viendo la ciudad más de día, hicimos algunas compras, y como ya era la tónica, dedicamos horas de caminata a buscar un ATM donde pudiéramos sacar dinero.
Cuando lo logramos, felices nos fuimos a comprar un par de bebidas y nos sentamos en unas banquitas, mientras mirábamos como algunos indios les daban plátanos a unas vacas que poco se esforzaban para alcanzarlas.

Nos dedicamos el resto del día a caminar por las calles, observar, sentir, y bueno…comprar.
Muertos seguimos el camino hacia el hostal, donde pudimos descansar un rato.
Para comer fuimos nuevamente al Kerala café, ahí una pareja de indios nos hizo seña para que nos sentáramos con ellos, no hablamos, pero fueron amables jaja

20181001_144726

La comida aquí es más parecida a la comida del sur de India, o de Sri Lanka.

El último día, dejamos nuestras mochilas en recepción y fuimos a tomar desayuno a un restaurante de al frente. No teníamos ganas de tomar de nuevo el desayuno pobre del hostal, además que por dormir hasta tarde, no alcanzábamos.
Dimos más vueltas, haciendo hora hasta que nuestro tuk tuk llegó puntual a las 17:30 hrs.


En el camino a la estación de trenes vimos muchiiiisimo tráfico, motos se cruzaban con los autos, bicicletas y tuk tuks, todos se rosaban tratando de ser los primeros. Grabamos varios videos de su impresionante conducción.

Cuando el tren hacia Delhi llegó, no cabía en la estación completo, tuvimos que correr por las líneas a buscar nuestro carro, estaba oscuro y no podíamos encontrarlo. Nerviosos porque veíamos subirse a los locales como pudiesen, colgaban, gritaban y veíamos sus caras de desesperación. Pensamos que nos quedaríamos abajo, seguíamos corriendo con los más de 25 kls en las mochilas hasta que un señor nos indicó por dónde ir. Entramos por un carro cualquiera y caminamos por dentro.
Para este tren nocturno habíamos tenido que comprar tickets en primera clase, así que llegamos a nuestra “habitación” de 4 camas que para nuestra suerte, solo íbamos los dos.


Para dormir

La Vaca India, reservamos aquí porque está central, y tenía buenos comentarios de la atención. La verdad es que Aryun se portó super bien con nosotros y el tour gratis estuvo bueno. También tienen el tour de ver el amanecer en un bote en el Ganges.
El restaurant, no lo recomiendo mucho. El desayuno incluido no era más que unas tostadas añejas, unos cereales con leche y unos cuadraditos de fruta, todo es un plato grande, todo chorreado y después cada uno se debía lavar sus propias cosas.


Para comer

Kerala Cafe Nos encantó, comida muy rica y variada, fuimos varias veces y nos faltó probar muchas cosas. Es un sistema de comida rápida y local, hartas salsas y se come con la mano.

Niyati Cafe Es un lugar clásico en Varanasi, entre callejones de la ciudad. Comida buena y precios medios. Intenta sentarte en la ventana para ver como los locales hacen su vida cotidiana. Eso si, te arriesgas a que te pidan comida a través de la ventana.


Resumen precios (por dos personas en 2018)

 Tren Jhansi – Varanasi INR 2.748
 Tuk tuk de estac a hostal INR 350
Comida Kerala café INR 160
Almuerzo Niyati INR 315
Comida Kerala café INR 180
Desayuno It´s coffe time INR 240
Almuerzo Kerala Café INR 215
Tuk tuk a estacion INR 250
Tren Varanasi – Nueva delhi INR 5.636

Visa

Los chilenos debemos hacer una EVisa o visa online para poder ingresar al país.
Entra a http://www.eta.gov.lk/slvisa/ , completa tus datos, anota el número temporal de aplicación que aparece en rojo, luego seguir completando los muchos datos que te preguntarán y paga los 80 usd. A nosotros nos llegó en menos de un día la autorización, para estar 60 días en el país. Como siempre, las visas las llevamos impresas y revisamos que nuestro pasaporte tenga más de 6 meses de espiración desde que entramos.


Moneda

La moneda oficial en India es la rupia, cuyo símbolo es el INR. 1 dólar = 71,22 rupias (2018)
Tuvimos muchísimos problemas con los cajeros automáticos, en nuestra experiencia es mejor cambiar dólares o pagar con tarjeta de crédito donde esté autorizado. Mucha atención al cambiar dinero, he sabido de varias estafas. Lo que te sobre, cámbialo antes de salir del país.


Itinerario

10-sept New Delhi
11-sept New Delhi
12-sept Jaipur
13-sept Jaipur
14-sept Jaipur – Jaisalmer
15-sept Jaisalmer
16-sept Jaisalmer
17-sept Jodhpur
18-sept Jodhpur
19-sept Udaipur
20-sept Udaipur
21-sept Udaipur
22-sept Pushkar
23-sept Pushkar
24-sept Agra
25-sept Agra
26-sept Orccha
27-sept Orccha
28-sept Jhansi – Varanasi
29-sept Varanasi
30-sept Varanasi
01-oct   Varanasi – New Delhi
02-oct   New Delhi


Una comida
Las dosas en Kerala Cafe!


Un lugar o actividad
Principalmente recorrer y sentir las calles, su gente y cultura

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s